Estoy diagnosticado con trastorno de ansiedad desde hace varios años.

Cuando me anoté tenía claro que iba a enfrentarme a mis miedos y a crecer como persona, fue realmente difícil, pero tanto Laura como Alfredo, además de ser grandes profesionales le añaden un componente humano a su labor que les hace especiales y únicos.

Gracias a ellos puedo decir que mi calidad de vida ha mejorado de forma notable.

Solo puedo darles las gracias.
— Anónimo
He tenido la gran suerte de encontrar a unas personas encantadoras y unos grandes profesionales, como lo son Alfredo y Laura. Mi experiencia en BDM ha sido muy positiva, y me ha permitido mejorar mucho tanto en el plano de entrenamiento físico como en el psicológico de mejora personal. He aprendido las pautas para buscar el equilibrio y no cesar en el empeño, y ahora me siento más feliz.
— Lourdes

Desde hacía ya tiempo sabía que necesitaba un cambio en mi vida y encauzar ciertos aspectos de ella. Descubrí BDM por casualidad y enseguida me contagiaron su entusiasmo. Hoy, he dado un paso al frente, y tengo la certeza de que no daré ninguno hacia atrás.
— Pedro

Tengo sesenta años y nunca hice ningún tipo de deporte. El médico me dice que tengo que hacer algo de ejercicio porque tengo que bajar el colesterol. El programa BDM me ayuda a estar en forma física y mentalmente, sin apenas darme cuenta... Ayudándome a bajar el colesterol, y solo con un poco de perseverancia...
— Juan

Cuando el mago Merlín entrenaba e instruía al enclenque “futuro Rey de Inglaterra” le pedía inteligencia frente a fuerza bruta. En BDM, me enseñan control frente a belleza bruta. Si quiero estar bien, el camino es practicar con perseverancia, conocimiento y emoción. La meta: salud, fuerza y belleza nada brutas, sino útiles para vivir y estar en armonía con los demás.
— Susana

Gracias a este programa me siento más atractiva y ágil. Ahora veo las cosas con más positividad, y lo que es mejor, a tope desde el primer día. Altamente recomendable.
— Maritrini

Con BDM he conseguido lo que llevaba años persiguiendo: una mejora física alucinante y sentirme más motivado y seguro para afrontar los exámenes.
— Luis